tradición vestidos blancos de novia

¿Porqué son blancos los vestidos de novia?

categorias: 
Historia y Costumbres

Los escaparates de las tiendas nupciales se llenan de blancos trajes para vestir desde a las novias más clásicas hasta las más modernas, que pueden ponerle algún complemento especial, pero el color de la pureza es el que más se estila.

La mayoría de las futuras novias a la hora de pensar en el vestido de novia que escogerán siempre se piensa en el color blanco o tonos parecidos. Hoy desde BodaEstilo os queremos enseñar de donde viene la tradición de los vestidos de novias en esta tonalidad. Nos tenemos que remontar al siglo XVI, donde la realeza se casaba con vestidos preciosos en tonos plateados. Pero fue la Reina Victòria la que quiso innovar a la hora de seleccionar el color de su vestido y se atrevió con el color blanco, con el que dejó a todos con la boda abierta.

Antes de que se instaurara la moda del color blanco, cada novia podía optar por casarse en diferentes colores porque intenaban que ese traje les sirviera para reutilizar en varias ocasiones. Dependiendo del color que cada novia escogía para su vestido nupcial significaba una cosa u otra: el azul significaba amor eterno... el gris perla era una mezcla de sentimientos... el rojo que la novia pensaba en su muerte...  el amarillo signficaba desgracia para quien se casaba con ella... el negro era el color de la mala suerte...

En fin, esperamos que ninguna de esas predicciones se hicieran realidad porque no eran muy positivas, ¿verdad? ¡Me quedo con el blanco impoluto!

Vía Guianupcial.

Foto Complusivas.