estar seguro boda

5 claves para saber si te debes casar

categorias: 
Organización bodas

Te acaban de pedir matrimonio y está emocionadísima, como es normal. Pero después del subidón y la emoción inicial, hay que pararse a pensar y evaluar la situación fríamente.

Has dicho que "SI" porque estás convencida o solo arrastras por la idea y el momento.

Decir "SI" conlleva poner en marcha una maquinaria que en unos meses te llevara al altar para dar el "Si, quiero" con lo que si realmente no estás segur@, no sigas. Nunca es tarde para dar marcha atrás si con ello evitas cometer errores futuros.

Contraer matrimonio no es un juego, y es que desde el momento que os declaran Marido y Mujer se inicia un viaje solo de ida ( o así sería lo ideal) que vas a compartir toda tu vida.

Hazte estas preguntas y reflexiona tranquilamente.

¿Estas segura que el o ella es la persona idónea? ¿Le quieres por encina de todo?. ¿Estás dispuest@ a luchar en todo momento por nuestro amor? ¿En lo bueno y en lo malo, en la risa y en el llanto?

Para evaluar la situación correctamente hay 5 aspectos que Maria Marin, motivadora internacional y autora de Mujer sin límite, nos da:

1. Se tú misma.
En todo momento tu tienes que ser tu mismo. Sin cohibiciones ni represiones. No debes dejar que te digan que hacer, como, cuando, donde por imposición.
La libertad personal es clave dentro de una pareja.

2. Compara aficiones.
Ser afín es muy importante a la larga y es que compartir gustos, aficiones, ideas, formas de ver la vida siempre une a la pareja. Lo contrario puede acabar separándola y convertirse a la larga en dos desconocidos que terminan haciendo sus vidas casi por separado.

3. Evalúa metas.
Todas las personas normalmente tienen metas en su vida ya sean a corto, medio o largo plazo.
Es importante que ambos conozcáis las del contrario para saber si estas os gustan o no.
Tener hijos, comprarse una casa, vivir en otro país, objetivos profesionales y los sacrificios que estos conllevan, pueden ser algunos de los más importantes que pueden crear muchos conflictos.

4. Se realista.
Es muy importante que aceptes a tu pareja tal y como es. La gente puede mejorar con el tiempo (pero también pueden empeorar) pero en su base nunca cambian.

5. Tómalo con calma.
El primer año de relación siempre es idílica y que muestro cuerpo está inundado por una serie de hormonas que nos hacen ver todo de color de rosa. Pero después esto va desapareciendo y se queda la realidad. Por eso es mejor esperar a casarse por lo menos un año antes de dar el gran paso.

Si finalmente decides no casarte comunicalo, lo antes posible, a tu pareja. No esperes a estar a las puertas d ela iglesia para salir corriedo. No sería justo para el o ella.