Como elegir el velo de novia mas apropiado

categorias: 
Complementos novia

El velo de novia es uno de los complementos que a mi personalmente más me gustan y es que aportan al estilo de la novia un toque de espectacularidad y romanticismo.

Pero contrariamente a esto, la verdad es que, no se si será por comodidad o por dar un toque más fresco, rompedor e informal en las bodas civiles, pero el velo últimamente solo se usa en las bodas más tradicionales lo que ha hecho que su uso cada días es menor.

Está claro que cada novia puede elegir lo que más le guste, y por eso, si está pensando en usarlo o no, voy a contarte algunos tips para que elijas la menor opción.

La elección de un buen velo que vaya con tu estilo y el de tu vestido de novia es fundamental, y es que  este puede cambiar radicalmente el look general.

Existen muchos tipos de velo, y cada cual está recomendado para un tipo de rostro.

El velo según tu cara:

  • Si tu óvulo de cara tiende a ser redondo, lo mejor es que elijas un velo que tenga caida a los lados del rostro ya que de esta forma conseguirás que tu cara se vea más fina.
  • Si tu óvulo de cara tiende a ser redondo  escoge un velo tipo capa.
  • Si tu óvulo de cara tiende a ser redondo  cuadrados siempre es mejor los velos largos.
  • Si tu óvulo de cara tiende a ser ovalados no tienen problema,  cualquier velo de novia será perfecto.
  • Si tu óvulo de cara tiende a ser redondo triangular es mejor escoger un velos ajustado en la parte de atrás de la cabeza con un broche.
  • Si tu óvulo de cara tiende a ser pera lo mejor es el velo que se sujeta en la parte alta de la cabeza y le otorguen un poco de volumen extra.

El velo según tu altura y constitución:

  • Si eres una novia más bien bajita, lo mejor son  los velos largos.
  • Si eres una novia más bien gordita lo mejor son los velos tipo capa o asimétricos.
  • Y si eres una novias muy altas y delgadas escoje un velo corto.

La mayoría de los velos estás creados con tul y/o encaje. Pero a mi los que más me gustan, son los velos mix de tul de seda,  que le aportará una preciosa caída, con blonda de encaje.

Para un vestido muy sencillo, que no tengan prácticamente adornos, puedes escoger un velo de encaje completo.
Si tu vestido de novia es de encaje, el encaje del velo debe de ser igual o lo más parecido posible para que haya contraste.

Lo más importante a la hora de comprarlo es elegirlo una vez tengamos el vestido. De esta forma podremos saber sin riesgo a equivocarnos que longitud necesitamos, si queremos un velo largo que cubra toda la cola del vestido. Qué color es el que va mejor, y que encajee es el más parecido.
Además es muy importante que te lo pruebes con un peinado parecido al que vayas a llevar en la boda, y mires que no sea muy pesado y que no de mucho volumen.

Clases de velo según su forma y longitud:
Velo Capa:  este tipo es también conocido como velo cascada por la forma en la que cae por delante. Es corto en la parte frontal y cae a los lados con forma de ondas. Es perfecto para los trajes strapless.
Velo al codo: llega justo debajo de la cintura y generalmente mide entre 85 y 125 cm de largo.
Velo Blusher o corto:  el el que cae tanto por delante, cubriendo el rostro de la novia, como por detrás, llegando hasta los hombros. Mide entre 55 y 65 cm de largo.
Velo Amantillado:  Es el velo que mezcla el tul con el encaje. Normalmente el encaje va en blonda cubriendo todas los lados del velo.
Velo Capilla: es el velo que cubre todo el largo del vestido de la novia.
Velo Catedral: es el velo que cubre todo el largo del vestido de la novia y lo sobrepasa ya que no mide menos de 2,5 metros de largo.